n° visitas: 33650   |    |  Aviso legal
portada
 




ALBERT SALA, UNA REALIDAD TRASCENDENTE


La pintura de Albert Sala seduce por su académico rigor en la composición y la forma, donde el tema central se sustenta en la perfección del dibujo que transmite la realidad de lo representado.

El paisaje urbano, tema principal en sus obras, está resuelto con la maestría de quien domina la complejidad de las proporciones arquitectónicas, y así crea y recrea la forma con calidades rotundas y tangibles que nos sitúan ante realidades trascendentes.

Las dificultades formales de los espacios urbanos son expertamente superadas, matizando su disposición con el marcado realismo de sus componentes, que determinan categorías de totalidad mediante la resolución de los problemas que se presentan, en efectos de logradas composiciones donde lo geométrico adquiere integridad y solidez.

Asimismo, su realismo tiene factura de pulida composición en la que obtiene la acertada combinación y correspondencia en las representaciones, precisamente por su dominio de la regla de oro que rige el orden y concierto invariable que guardan las cosas naturales; de la razón a la que se han de ajustar las acciones, y que no es otra cosa que, insistimos de nuevo, su consumada maestría en el dominio del dibujo y del color.

Nos encontramos ante un artista que utiliza su buen hacer para ofrecernos un realismo natural en armónicas conjunciones.


FRANCESC GALÍ DUFFOUR
Asociación Catalana de Críticos de Arte
1987