n° visitas: 33650   |    |  Aviso legal
portada
 


La pintura de Albert Sala es hija de la instantánea fotográfica y del encuadre cinematográfico. También sabe del realismo plástico norteamericano y de los planteamientos urbanísticos de los arquitectos. Lo señalo como elogio, pues tiene una expresión diferente que nos acerca en los cuadros que ha dedicado a escenas urbanas de Barcelona. Interpreta bien el movimiento ciudadano y pone orden a la realidad. Su hacer pictórico tiene interés y debe seguirse.

JOSEP Mª CADENA i CATALÁN
Publicado en “El Periódico de Catalunya” nº 5.341, el 1/2/1994




Observador lúcido, Albert Sala ve todo lo que pinta con la fidelidad de una cámara fotográfica o de una máquina para filmar, pero pone el encuadre de la atmósfera creativa. Escoge los encuadres para que cada uno de los espacios de Barcelona que ofrece en esta exposición sea fiel a su realidad formal y al espíritu que le aportamos los ciudadanos. Suma a las virtudes permanentes de la pintura, la novedad en el mirar que nos dan la fotografía y el cine.

JOSEP Mª CADENA i CATALÁN
Publicado en “El Periódico de Catalunya” nº 5.709, el 7/2/1995





En ocasiones he comparado el realismo de Albert Sala con el que nos ofrece la cámara fotográfica. Pero siempre he advertido que va más allá de lo formal. Aporta un aliento que conecta con el de la sociedad que se sucede en la creación y mantenimiento de esta Barcelona que el describe a través de calles y edificios. E incluso la luz que hay en sus obras enriquece la manera de mirar que posiblemente tengamos sobre algunos lugares urbanos.
Recomiendo la visita.

JOSEP Mª CADENA i CATALÁN
Publicado en “El Periòdico de Catalunya” núm. 6.077, el 13/2/1996